miércoles, 18 de septiembre de 2013

Los pen drives



La música tiene  ese poder regenerador de devolverte a ti mismo por muy lejos que estés. Cuando no sabes dónde estás, te ayuda a encontrar el norte, y cuando sabes donde estás, te ayuda a perderlo. Hay canciones que ya son personas, y personas que cobran vida en las canciones, que las sientes, las notas cerca; si se han marchado vuelven y si nunca han existido, se crean para tí.
Hay noches, como me ocurre esta noche, en las que cierras los ojos y lo único que haces es dejarte llevar, y soñar, y recordar, porque otra cosa no te queda, el único nexo de unión, universal y poderoso, la magia de la música.

1 comentario:

trianatrinidad dijo...

06:25 a.m.- Me levanto y , como casí siempre, le doy un vistazo al blog.Bicheo por los blogs amigos y me encuentro con esta maravilla.Me recuesto de nuevo en el sofa con los cascos puestos y me dejo llevar, soñar, soñar y perder el norte aunque solo sea por media hora.Y de nuevo me siento unido a ti, querida Reyes, por ese nudo poderoso, invisible y mágico de la música.Un beso y un abrazo, gracias, gracias amiga, por despertarme con el hipnotizador brillo de los diamantes.
P.S. - Pink Floyd y Ella Fitzgerald, hoy debe ser un buen día sin duda.