jueves, 12 de abril de 2007

...y sin embargo, te quiero.


Simone de Beauvoire, bandera del feminismo, en su relato autobiográfico "La mujer rota" narra la historia de una mujer locamente enamorada de su marido el cual vive una relacción extramatrimonial con otra mujer.
Acepta, por voluntad propia, vivir al lado de él a vivir sin él, con la humillación y el sufrimiento que ello conlleva, por puro amor.
Aparte de ser una de las más hermosas historias de amor leidas, me gustó sobre todo por el concepto de libertad y feminismo que encierra, una mujer que toma una decisión propia frente a prejuicios y normas sociales, libre, que hace con sus sentimientos lo que cree conveniente, pese a todo.
Ese, para mí, es el feminismo.

20 comentarios:

  1. Entendido así, deberíamos ser todos feministas. La elección de la foto es genial.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo Dama. Coincido con el Pregonero: acertada foto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Después de escribir "el segundo sexo", le preguntaron que por qué decía que era feminista cuando no lo demostraba. Ella dijo: "No soy feminista para ocupar el lugar del hombre, sino para cambiar el mundo".

    Habitualmente dejo marcas de papel en todos los libros que leo cuando algo me gusta o disgusta especialmente. Al ver tu entrada, he buscado el libro y tengo varias marcas, pero en la parte de "la mujer rota", sólo tengo una. Es el 25 de Septiembre, ella está hablando de maurice y en un momento dado dice: "...a los veinte años de matrimonio uno concede demasiado al silencio, y es peligroso...".

    ResponderEliminar
  4. Fantástico, calle feria. Me dispongo a leer "el segundo sexo", del que dicen es la biblia de muchas mujeres.
    Y yo también acostumbro a dejar marcas en los libros que leo, en frases concretas, capítulos o cualquier cosa que merezca ser recordado.
    Los lunáticos somos así.

    ResponderEliminar
  5. Dama ya me lo dejarás leer en Sanlúcar, acompañado de una media "carmelita" jajaja, nos vemos el domingo en villa piruli.

    ResponderEliminar
  6. Bienaventurada tú dama de Sevillano nombre, que escribes lo que yo pienso y piensas lo que yo escribo. Tu humilde lector.

    ResponderEliminar
  7. El novio, Sartre, era un cara de cuidado, y ella me parece a mí que tenía una neurosis que no se aclaraba.

    "Hay gente pa tó"

    http://blogs.periodistadigital.com/servusveritatis.php/

    ResponderEliminar
  8. Eran personas presas de sus propias ideas. El, entre otras cosas, fué el precursor del famoso Mayo del 68, aparte de ser un liberal en todo.
    Yo, sencillamente, no puedo con él, en cuanto a ella, pues como escritora me parece fantástica.

    ResponderEliminar
  9. Ojival: No tengo palabras, yo si que soy tu humilde lectora.

    ResponderEliminar
  10. ¿Sartre liberal?. Lo que era es un progreta de salón que se "jartaba" de poner cuernos. Y su filosofía, flojita, flojita.

    Dama, te recomiendo el libro "Intelectuales" de Paul Jhonson. A más de uno se le caerán los palos del sombrajo.

    ResponderEliminar
  11. Tenemos distintos prismas de visión, querido San Isidoro, para mí ha sido un gran pensador y un ser liberal, independientemente de que fuese un "ligón".
    "progreta que se jartaba de poner cuernos" no lo considero.
    Leeré su recomendación, gracias.

    Siento los distintos cambios sobre el blog, pero creo que ya he dado con la tecla, que no era otra que una letra más acorde conmigo.
    Mil perdones...

    ResponderEliminar
  12. Me gusta lo que escribes pero no comparto tu opinion sobre Simone de Beauvoire , sencillamente es una escritora que me deja indiferente y eso me pasa con muy pocos escritores.

    ResponderEliminar
  13. Ante un caso similar yo no actuaría así, de ninguna manera, partiría de la base de que esa persona quiere a otra y ya no hay nada que hacer pero quiero que entiendas que ella ve ante todo, su propia decisión, libre y personal.
    Como escritora no ha sido de las que más me hayan marcado, pero si me ha gustado leerla.
    ¿porque no te animas con un blog, glaucamaría?

    ResponderEliminar
  14. Estimada Dama, lo de crear un blog me viene grande. Hasta hace dos dias no me di cuenta que podía separar glauca de maria. ¿Te imaginas un blog propio?
    De todas formas y siempre que me lo permitas es un placer opinar en tu blog.

    ResponderEliminar
  15. A ver si ahora puedo escribir porque llevo muchos días con problemas en la contraseña.

    La historia de Simone de Beauvoire me recuerda a la de Linda Porter, la esposa del compositor Cole Porter.
    Linda enamoradísima de Cole se casó con él aún conociendo su homosexualidad y aceptando sus infidelidades con otros hombres.
    Cole se lo dejó claro desde el principio con un "yo también te quiero, pero no de la misma manera".
    En la película De-Lovely que es la biografía de Cole Porter se explica perfectamente. Por cierto una buena peli con una grandiosa banda sonora compuesta por canciones del gran Cole Porter.

    ResponderEliminar
  16. ¡Maese! menos mal, ya empezaba a echarte de menos, tenía ganas de que volvieras por aquí para que supieras que ví Borat, que aparte de reirme me pareció un documental estupendo, muy bueno y original.
    También tenía ganas de saber que opinas de la similitud que encuentro entre "la hija de Ryan" y "Rompiendo las olas".
    Y ahora iré a por De-Lovely, aunque pasaré por mi librería para ver si encuentro algún libro sobre Porter.
    Te contaré.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Dama, yo también echaba de menos poder escribir aquí.
    Aparte de las risas, creo que lo mejor de Borat es que pone al descubierto las vergüenzas de la sociedad occidental.

    No he visto "La hija de Ryan", a ver si la pillo en dvd. Tengo un recuerdo de esa película de cuando la echaban en el Avenida allá por los años 70 que tenía un enorme cartel pintado a mano que cubría toda la fachada.

    Mejor que pillar un libro sobre Cole Porter yo te recomendaría pillar algún cd o usar la mula. Para empezar la BSO de De-Lovely no está nada mal o un doble de Ella Fitzgerald cantando sólo canciones de Porter.

    Maese Rancio

    PD.- Sigo con los problemas de la contraseña.

    ResponderEliminar
  18. Gracias maese. Tomo nota respecto a Porter, la Fitzgerald me apasiona.
    Intenta ver "la hija de Ryan", y más si piensas ir a Irlanda, la fotografía es genial, por eso le encuentro parecido.
    Hay en ambas películas dos historias de amor dolorosas, viento, acantilados maravillosos y mucha Irlanda.

    ResponderEliminar