martes, 22 de mayo de 2007

La mujer invisible


Un cineasta, español, en su nueva película, cuenta como una mujer empieza a sentirse invisible para los hombres a medida que se acerca a los cuarenta años.
Yo, que no he sido muy afortunada en cuanto a generosas miradas masculinas, me pregunto si no empecé a volverme invisible cuando cumplí los dieciocho.
Ni belleza interior, ni personalidad, ni inteligencia, ni valores humanos, ni "ná", ¡ invisible !.


25 comentarios:

  1. Una vez más, me asomo a tu acogedor saloncito internauta, para comprobar que de nuevo voy a estrenar una nueva entrada.

    Es curioso que menciones a la mujer invisible, querida Dama, porque cuando te 'veo' en mi blog o en otros, o simplemente cuando te visito diariamente, trato de imaginarme cómo eres, de la misma forma que tú con todos nosotros cuando contemplábamos los Servitas por Doña María Coronel, sorprendéntemente cerca los unos de los otros.

    Nosotros somos 'personas invisibles' para muchos de los que nos conocemos por aquí, excepto casos puntuales, como es el caso de nuestro querido Canalrancioblog's o Sieterrevueltas, o nuestro amigo Rascaviejas. Todos los demás somos amigos virtuales que aparecemos bajo nombres o pseudónimos queridos, como Maese Rancio, Vicenteeldelasalmendras, Glauca María, Eres_mi_cruz, Er Tato o el aguaó.

    Aunque anuncies tu 'invisibilidad', debo reconocerte, como ya te dije en una ocasión, que me produce una tremenda alegría (y estoy seguro que a muchos de tus visitantes también) comprobar cómo aparece una nueva entrada en tu blog, como esa sorpresa o regalo que aparece al levantarte por la mañana el día 6 de enero, demostrando así que, aunque pregones tu condición de "mujer invisible", muchos de nosotros venimos a tu rincón a 'verte', para comprobar, una vez más, que careces del poder de Sue Storm.

    Un fuerte abrazo.

    P.D. Espero que sigas dejándote ver.

    ResponderEliminar
  2. Dama hay que empezar a preocuparse cuando al pasar por una obra ningún obrero hace comentario alguno, eso es ser invisible, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Pero bueno, Dama, como puedes decir estas cosas? Para mi no eres invisible en absoluto. Al revés, te hiciste más visible que nunca la primera vez que entré en tu blog. Nunca había entrado antes en ninguno a excepción del canalrancio y para mi fue una agradable sorpresa.Siguiendo lo dicho por aguaó, para mi es cada vez mas grato entrar en el blog y ver un nuevo mensaje tuyo. Así que de invisible nada.
    A Glauca decirle que que más le da que los obreros criados seguramente en la LOGSE le digan alguna barbaridad. Lo que debe hacer es mirar a esos dos nuevos arbolitos que pregona en su blog. Y si los mayores no salieron sevillanos pues que los haga hermanos de la Macarena o del Dulce Nombre. Yo firmaría con gusto como testigo.

    Saludos para todos.

    P.D. Dama, se me olvidaba, muchas gracias por el regalito que me has traído del Barrio Rojo, sabía que no me defraudarías. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. De eso se trata,piruli, yo cuando paso por una obra ni se inmutan, cosa que no ocurre contigo, brivona...

    Aguaó, me abrumas una vez más, pero el cineasta tiene razón, hoy en día es tan importante el aspecto físico que incluso hay quien no se siente aceptada socialmente.
    Desde luego eres un encanto,y es un honor que te alegres de mis comentarios, siempre será un placer escribir para que alguien como tu lo lea. A lo mejor algún día nos conocemos todos, aunque más o menos y sabes como es cada uno, e intentas ponerle cara.
    ¿La mía? feilla, pero simpática, y eso sí, invisible total.
    De Sue Storm sólo tengo lo de invisible, porque las hechuras ni en sueños.
    Un fuerte abrazo, mi querido aguaó.

    ResponderEliminar
  5. Vicente,gracias a tí también.
    En el Barrio Rojo me acordé de tí muchísimo, y la foto la hice para tí especialmente.
    Buena idea con la Hermandad
    del Dulce Nombre, te apoyo firmemente.

    ResponderEliminar
  6. Una sevillana que se llama Reyes no puede ser invisible y menos feilla.
    En cualquier caso me sumo al comentario de vicente el de las almendras; este fue tras el rancio el segundo blog que conocí y aquí me sigo asomando a diario porque intuyo que en él no hay nada invisible.

    ResponderEliminar
  7. Dama recuerda momentazos como la boda de Finidiblanco, comunión de Carlitos, etc, etc, parecías una top, solo con ir a la pelu y unos zapatos de tacón, hay quien ni con Cambio Radical tiene arreglo...

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Acabo de leer tu nueva entrada ¿estas de bajon? Venga Dama ya será menos. Gracias Vicente por tu ofrecimiento para mis niños, para mi sería un gran honor aunque sueño con que algun dia sean Carreteros como lo fue mi abuelo y antes su padre y antes … pero por ahora es complicado. Lo que no entiendo es lo que dices de los obreros de la LOGSE, pero en fin, es que acabo de llegar a casa. Amino Dama, yo he conseguido volver a la T38 (“me ha costao”) así es que tu no vas a ser menos. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Bueno... ¡ que subidón!
    Ante todo, Piruleta es mi prima hermana y se nota que me quiere mucho, y sabe reconocer lo que me cuesta dejar mis vaqueros y vestirme de "mujer".
    La talla 40 siempre me es fiel, lo que no me es tan fiel es la edad, querida Glauca.
    ¿Tus hijos Carreteros?, estupenda elección, te felicito, sobre todo por seguir la tradición familiar, cosa que es hermosísima.

    ResponderEliminar
  11. Menos mal que has dicho lo de la "talla 40" porque me he llevado media hora pensando qué sería eso de T38 que comentaba Glauca, incluso estaba pensando si era la Terminal 38 o algo así... jejeje.

    Me alegro de tu vuelta y de que lo pasaras muy bien en el pais de Cruyff (y Van Gogh).

    Maese Rancio.

    ResponderEliminar
  12. Quieres que los hombres te miren... ¿Y por qué no miras tú a los hombres que te interesan? ¿O es que siempre vamos a estar en las mismas? A ver si te enteras de algo: el poder de una mujer no está en sus curvas, ni en su cintura, ni en el culo. El verdadero poder está en la mirada. ¿O no has leído a Bécquer?
    Coda: quién le iba a decir a ese escritor que su dedicatoria iba a terminar convertida en un blog...

    ResponderEliminar
  13. Perdone, querido anónimo, no se trata de llamar la atención de los hombres, se trata del inevitable paso del tiempo, que aunque menciones a Bécquer veo que no entiendes lo que quiero decir.
    Y por supuesto que miro a los hombres, a todos los que me gustan, sin ninguna duda.

    ResponderEliminar
  14. Estimado señor anónimo:

    Compruebo cuando leo sus palabras que no ha llegado a captar completamente el mensaje de nuestra querida Dama de Sevillano Nombre, así que le invito a que vuelva a leer la 'entrada', y una vez releída se dará cuenta que su comentario está fuera de lugar, y que se debe más a un despiste que a una falta aguda de comprensión léxica. Si tras la segunda lectura le ocurre lo mismo, las canciones de Sabina ayudan a leer entre líneas. Escúchelo. Le ayudará.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  15. El paso del tiempo es puñetero, a mi me está cambiando poco a poco los kilitos de más por el pelo, pero mi autoestima es alta, sigo siendo el niño más lindo de la Alfalfa y como dice una amiga mía "sigo teniendo mi público" Jejeje!!

    ResponderEliminar
  16. Uy, se me ha posado un coleóptero en la manga...
    un momoento, le voy a dar un chorlito...
    ¡Remata Kanouté!...
    Perdón Dama, ¿decía?

    ResponderEliminar
  17. No crea señora, que con la edad la mujer gana y al hombre se le abre el espectro (aunque se le acorte la correa ja, ja)

    ResponderEliminar
  18. Estimada Glauca: Lo de la LOGSE lo digo porque hay una cierta generación de españolitos sin vergüenza ni educación provenientes de la ya famosa e infausta ley. Así que a esos señores obreros ya se les presupone la mala educación.Además de no tener ni idea de lo que les rodea.
    Por Dios, !si ni siquiera le han dicho nada a nuestra admirada Dama! Valiente mierda de obreros.

    Un saludo afectuoso Dama.

    ResponderEliminar
  19. Gracias por la aclaración Vicente.
    Estoy totalmente de acuerdo con el comentario que el amigo aguaó dirige al anónimo que "se ha colao de rondón".

    ResponderEliminar
  20. Como supondrás lo de anónimo no va por ti , querido Maese Rancio.

    ResponderEliminar
  21. Vicente, eres todo un caballero, gracias de todo corazón.
    Glauca, intuyo que el anónimo es anónima, que es todavía peor.
    Maese, tu anónimato está a salvo, puedes estar tranquilo.

    ResponderEliminar
  22. ¿Anónima? Entonces ya sabemos quien es, o al menos escribe igual que cuando lleva el "nick".

    ResponderEliminar
  23. ¿Más invisible ahora que a los dieciocho?.
    Claro, claro; como las Hepburn (Audrey o Katherine), o la Deneuve, o Demi Moore, o como Isabella Rosellini, o ¿quizás cómo la Pfeiffer o Grace Kelly?.

    ¿De verdad sientes eso ahora que llegas a los primeros cuarenta años de tu vida?; ¿ahora que saboreas lo que lees, que te deleitas con lo que escuchas, que aprendes con lo que viajas?.

    Querida Dama voy a contarte un secreto: jamás mi mujer me atrajo tanto (espiritual y sensualmente) cómo ahora con 40 años.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. ¡hombre, que alegria! pensaba que te habías quedado en un castillo escocés...
    Primero, gracias, aunque aún me quedan unos años para llegar a los cuarenta, he de decirte que es verdad, ahora me encuentro más segura, más madura y más mujer que nunca, aunque digan que somos invisibles.
    Me alegro de tu vuelta, y espero que tu tardanza haya sido por motivos meramente deportivos o informáticos.
    Un fuerte beso volando a la calle feria.

    ResponderEliminar