lunes, 4 de junio de 2007

El sueño de mi vida

Debe de estar en el Centro, por Santa Catalina, con una gran azotea donde me siente a leer hasta aburrirme entre macetas de margaritas y que de noche, en verano, huela a jazmines. Si pasa una cofradía por debajo, perfecto. No me importa que esté en ruinas, como es el caso, gastaría todo mi tiempo libre en restaurarlo y decorarlo a mi gusto, con una librería enorme y todos mis cuadros y fotos colgados de sus paredes. Este es mi sueño; aunque algo dentro de mi me diga que algún día se hará realidad. Al menos cada vez que sello la primitiva...

36 comentarios:

  1. Ojalá te toque, Dama. Comprendo perfectamente tu sueño. Yo cuando voy a Sevilla no hago más que suspirar de casa en casa. La azotea es fundamental. Ay.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, posees un gusto exquisito querida amiga, eso es incuestionable.
    No podía ser en otro sitio. Que lugar mejor que Santa Catalina para nuestra querida Dama de Sevillano Nombre.

    Un abrazo.

    P.D. Ojala que una de esas primitivas que sellas incluya una casita en el barrio de Los Caballos.

    ResponderEliminar
  3. Con mi última novia, cuando paseábamos por Sevilla, íbamos seleccionando las casas para ver cual nos comprábamos cuando nos tocara la quiniela. Creo que la que encabezaba la lista estaba por el barrio de Santa Cruz.

    ResponderEliminar
  4. A veces los sueños se cumple y el tuyo es un bonito sueño.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que tu sueño se parece mucho al mío y me da que al de unos cuantos.
    Lo del Rinconcillo como punto de encuentro me agrada bastante, pero tenéis razón, seguro que la cosa perdería su encanto.

    ResponderEliminar
  6. Querida dama:Haz de tu vida un sueño y de tus sueños realidad.Creo que es la unica forma posible para seguir teniendo ilusiones en esta vida un poco triste y desagradable que nos hacen vivir muchos de los que nos rodean,despues del anuncio de la ruptura de la tregua por parte de ETA.Sigue soñando y veras como algunos se cumplien

    ResponderEliminar
  7. Eres una de las pocas personas que conozco que al final consiguen lo que quieren, no se como lo haces, pero así es y estoy convencida que acabarás mudándote al centro, no se cuando ni las dimensiones de la vivienda, pero lo conseguirás.

    ResponderEliminar
  8. Ya contaba con usted ya que siempre pensé que era arquitecto.
    Mas o menos somos del mismo gremio...

    ResponderEliminar
  9. En esta ciudad, mezclarse con arquitectos no está bien visto...
    semos sospechosos de conjura, mientras no se demuestre lo contrario...
    Si no le incomoda a usted, acudiré a la cita con hábito de monje franciscano.

    ResponderEliminar
  10. ¡Perfecto! ¡camuflado en el very bad taste imperante!

    ResponderEliminar
  11. Menudo "chat". Acabo de entrar pero ya terminó. En fin ...

    ResponderEliminar
  12. ...pues vive con ese sueño de "rinconcillo, claveles, Alhondiga, tremendo, gerona..." y no consiientas que te lo arrebate ninguna cruda realidad.

    ResponderEliminar
  13. Querida Dama:

    Mi sueño es como el tuyo, pero en vez de Santa Catalina está entre Santa Paula y Santa Isabel (además así nos pillan cerca al pregonero y a mi los ensayos de los Servitas), en esa calle donde aún puedes hacer una foto sin que sepas en que siglo se ha hecho.

    Ah!, y que mi hermano Javier es arquitecto y el pobre no es tan malo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Nada, se aceptarán todo tipo de propuestas...

    ResponderEliminar
  15. De todas formas, ¿no crees que el sueño completo, sería pasar de arquitectos, albañiles, decoradores, etc. y hacerlo todo con nuestras propias manos y a nuestro ritmo, ayudados por nuestra pareja y amigos?.
    Es que en general nunca habla nadie de lo romántico que puede ser trabajar con tu pareja codo con codo en un proyecto común y de verdad, de verdad que para mi esos momentos son de los mejores.
    En fin, me callo que últimamente estoy de un romántico pelín insoportable.

    ResponderEliminar
  16. Es que de eso se trata, a mi me rebosan ideas para esa casa, además que estoy todo el día con el lápiz y el papel plasmando las ideas de los demás.
    El placer está, por ejemplo, en localizar en la Alpujarra la cerámica para el baño, los ladrillos vistos de antiguas edificaciones en los rastros,...
    Ese es el 90 % de mi sueño, querido calleferia, al arquitecto sólo le necesitaría para cuestiones técnicas.
    La casa de mis sueños está desde hace mucho tiempo en mi soñadora cabeza.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, pensé que vestido de monje franciscano no me hacían falta los guantes de Pino para cantarle...
    perdone mi osada torpeza, me los pondré ahora mismo.

    ResponderEliminar
  18. Hombre, el efecto lo ha causado la traducción al español...
    Mejor, vístase de boxeador.

    ResponderEliminar
  19. Ese atavío lo tengo para los blogs donde se suda política a chorros...
    últimamente nadie me consigue combates, así que...

    ResponderEliminar
  20. Antes de volver vivía en una ciudad donde se tiene la costumbre de llevar un regalo a la persona que estrena casa, pero primero se le pregunta que es lo que desea para no repetir o llevar algo que desagrade al anfitrión.
    Bien, ¿podrías dejar un pequeño rincón para mi regalo?

    ResponderEliminar
  21. Aprovecho que no estoy en mi ordenador para poder escribir, ya que desde el mío no puedo participar en el blog ni como "anónimo".
    Espero que tu sueño se cumpla pronto, Dama.
    De momento os leo, pero no puedo escribir desde casa... misterios de la informática.
    Saludos.

    Maese Rancio.

    ResponderEliminar
  22. En el momento que se echa en falta a uno de los parroquianos habituales te empiezas a preocupar.
    Intenta arreglar esos problemillas informáticos y vuelve por aquí, se te echa de menos, Maese.
    Al menos leenos.

    Glauca, desconocía esa costumbre, con lo cual dejo un rincón en el salón para colocar un escritorio de teka tipo "Memorias de Africa" o junto a mi sillón de leer una lámpara "Tiffanys".
    A ver si cae alguno...

    ResponderEliminar
  23. ¿Como quieres la lámpara Tiffany querida Dama?, ¿clásica y emplomada o con diseño contemporáneo...?

    ResponderEliminar
  24. A ser posible de Charles Rennie Mackintosh...

    ResponderEliminar
  25. Parece que Rascacaviejas también puede volver por aquí... Si la casa de sus sueños es la que pienso, déjele algún romántico "desconchao". También debería mantener la tienda cutre que había en el bajo...mira que mudarse a "Galerías El Pavo Real"...

    ResponderEliminar
  26. Se admiten apuestas:
    ¿donde está hecha la foto?
    rascaviejas está cerca, pero se equivoca de lugar...
    Una pista: La luna llena de Semana Santa es testigo de uno de los lugares más hermosos para ver, por ejemplo, un paso de palio a oscuras, a los sones de "Amargura".

    ResponderEliminar
  27. Acabo de encontrar este precioso blog. Me ha maravillado y lo he añadido a mi lista de favoritos, espero que si esta dama de sevillano nombre lo estima oportuno también entre a formar parte de su lista. Te he conocido gracias al estimable Aguaó de Sevilla (¡qué tio más estupendo!). Tengo que decirte que soy joven, pero no por ello mis sentimientos por esta ciudad -con olor a incienso y azahar- son pequeños. Tengo la gran suerte de vivir muy cerquita muy cerquita de la fotografía, incluso con una gran terraza dónde admirar el sabor de Sevilla. Sinceramente, es lo que me inspira para continuar enamorado de Sevilla, y ni te cuento cuando llega la primavera y con ella la semana más grande para mí. Quiero que cuando entres en mi blog, te sientas como en tu casa, como si estuvieras verdaderamente en esa casa que tanto sueñas...y que estoy seguro que tarde o temprano conseguirás. He estado leyendo muy detenidamente muchos de tus artículos y tengo que decirte que has logrado que huela a incienso, a madrugá, a recuerdos interminables de mi cristo de la Salud...simplemente, gracias.

    ResponderEliminar
  28. Yo también la sellaba con un sueño. El palacio de la calle águilas. Pero nunca me tocó. Hoy tengo sueños más baratos.

    ResponderEliminar