jueves, 2 de agosto de 2007

Roma eterna



No tuve más remedio que rendirme ante la historia con mayúsculas y la belleza. Encontarme con el Coliseo, llorar de emoción contemplando la Capilla Sixtina, admirar una y otra vez el Partenón, sentarme entre tanta gente anónima en las escaleras de la Plaza de España y pedir fuertemente volver mientras mi moneda caía en la fuente donde una sugerente Anita Ekberg había mojado sus pies.

Que suerte tienes, Vicente.

12 comentarios:

  1. Eso de rezar... para ser sinceros, una Reyes entró en el Vaticano y otra salió...

    ResponderEliminar
  2. Ojalá pueda sentir eso mísmo algún día cuando mis pies se posen en la "Ciudad Eterna"

    ResponderEliminar
  3. Que bonita Roma, que impresionante la Fontana allí escondida, qué buenísimos los helados de la plaza Nabona, ¡¡¡esos romanos!!!
    El día que repitamos vamos juntas.

    ResponderEliminar
  4. Voy a hacer una confesión.La primera vez que estuve en Roma me llevé todo el tiempo llorando. Iba al Vaticano, toma, al Coliseo, igual...así todo el viaje. Mi mujer me decía pero bueno otra vez y yo venga a llorar, no sé el sentimiento que me invadía. Sería que nos llevamos tantos años estudiando la historia de Roma que el verme alli... no sé. Espero que ahora no me pase otra vez jeje.

    Al cabezota decirle que cuando estuve en las catacumbas el fraile que nos la enseñaba llevaba una cruz que era como una especie de escapulario por delante y por detrás. Bueno, pues la que llevaba detrás me iba dando a mi en el pecho, como para perderme jaja.

    Y buano nada más, que espero pasármelo muy bien con mi niño de 13 años que es el instigador del viaje (se cree que todavia están los leones en el Coliseo) y que ya os contaré cuando vuelva como está Roma.

    A la Dama una vez más agradecerle que se acuerde de mi. Un beso para todos/as.

    ResponderEliminar
  5. Roma es enorme pero, de mi viaje a Italia, me quedo, sin dudas, con Florencia.

    ResponderEliminar
  6. No te pierdas la Iglesia de San Luis de los Franceses donde están los tres mejores Caravaggio que puedas ver y además gratis.
    Las plazas Romanas me fascinan. Tienes que ir a la Vía Margutta, es un rincón muy bohemio que hay que buscar y se encuentra entre la Plaza de España, la plaza del Pópulo y la famosa Vía del Corso
    Y si tuvieses tiempo que no creo…
    Explora los pueblecitos Romanos de los alrededores de la ciudad como Frascati, Albano o Tivolí son bellísimo y poseen unas villas romanas espectaculares y unas plazas...y si eres de los que disfruta comiendo tiene muy buenos restaurantes.
    Te mando una webb donde puedes hacer una visita virtual de la ciudad.
    (http://www.romaturismo.it/v2/en/main.asp)
    Disfruta amigo.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo lo más cerca que he estado de Roma ha sido en Itálica y en el "Mercao de la Encarnación", cualquier Jueves Santo sobre las 9 de la noche...

    Bromas aparte; estoy deseando ir y tengo ya algo medio planeado. Debe ser maravilloso. Aunque no me gustaría centrarme solamente en Roma, y para eso hace falta tiempo y nómina sobrada...

    Fdo.- Orfila.

    ResponderEliminar
  8. A mí Roma también me deslumbró. Yo, que hice la carrera de Historia por lo que me gustaba la Antigüedad clásica (luego me pasé al Barroco) no me esperaba tanta belleza. Y al entrar en el Vaticano, que nunca me había dicho nada especial, sentí un amago de coma estético, que es tal vez lo que le pasó a Vicente. Buen viaje.

    ResponderEliminar
  9. Me enamoré perdidamente de Roma la única vez que estuve allí, sin embargo, tengo la fe de volver. Al menos eché la moneda en la Fontana. Roma es la cuna del Arte.

    Qué ganas tenia de saludarte querida amiga, y gracias a un generoso tabernero puedo hacerlo. Como siempre, felicidades por la fotografía: estupenda.

    Querido Vicente, disfruta al máximo y pásalo en grande, aunque no me cabe duda.

    Amiga Glauca, lo de la iglesia es cierto, es gratis verlos, sin embargo, cuando fuí había que echar un euro para que se encendiera la luz que permitía contemplar la belleza de Caravaggio en todo su esplendor.

    Un fuerte abrazo a todos desde Isla.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo también lo más cerca que he estado de Roma es detrás del paso del "Sentencia", bueno realmente fue en Bolonia una vez que fui a ver al Betis en la Copa de la UEFA.
    De momento no está en mis planes más próximo de ciudades a visitar, pero nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  11. Mi primera salida europea (hace dos veranos) fue a Roma junto a dos amigos y aunque París me ha fascinado, creo que difícilmente volveré a sentir algo tan inexplicable como lo experimentado al entrar en el Vaticano. Totalmente de acuerdo Reyes, entra una persona y sale otra.

    ResponderEliminar