jueves, 31 de enero de 2008

A María.


"No fue junto al camino, ni en terreno pedregoso, ni entre cardos, donde los nuestros sembraron la semilla de la Semana Santa, sino en esta tierra fértil, como el hombre que siembra un campo y después se dedica a otros afanes, mientras la semilla germina y crece sin que él sepa cómo. Así hemos vivido, a lo largo de quinientos años, tantas generaciones de sevillanos, a lo peor hasta olvidados de la semilla, pero recolectando cada año su fruto. Porque la buena tierra, por sí mismas, lo produce. Y la de Sevilla lo es".
Carlos Colón.

12 comentarios:

  1. Dulces palabras. Precioso Dama, precioso... ya queda menos...

    ResponderEliminar
  2. Tienes el don de saber escoger, dentro de un amplio repertorio, lo mas apropiado.

    Un beso.

    María

    ResponderEliminar
  3. Sencillamente precioso. Hermosísimo detalle para con nuestra querida amiga.

    Exquisito gusto amiga Reyes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Anda que escribe mal el Sr. Colón...

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Un detalle tan hermoso como un mediodía de Viernes Santo en el Arenal.

    ResponderEliminar
  6. no si los señores/as están de acuerdo pero a mi me parece que Carlos Colón es el heredero directo de Cháves Nogales. No conozco a alguien que actualemnete escriba sobre Sevilla tan bien como él. Con todos mis respetos hacía A. Burgos, en este momento Colón, está a años luz.

    Pd. Un poquito de polémica, no? jeje.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con Gazpacho, pero absolutamente.

    ResponderEliminar
  8. En mi opinión la pluma de Burgos es más privilegiada que la de Carlos Colón. Poca gente escribe como el pregonero de este año.
    Ahora bien, es bien cierto eso que dicen de que Burgos escribe mucho de oidas, no ya al narrar cosas antiguas sino ciertos aspectos que no vive en primera persona, al menos actualmente. Con Carlos Colón, que además es un magnífico escritor, no ocurre eso.

    ResponderEliminar
  9. Vaya, gazpacho con arepa... Es usted un respetuoso y sibilino "polemista" cibernético. En mi opinión, como en la de Usted, la pluma de Colón es superior -dentro de la relatividad con la que cabe sostener esta clase de apreciaciones- a la de Burgos. El asunto es relativamente intrascendente, porque ni mi opinión ni la suya, amigo gazpacho (el mío con tomate y el suyo con arepa) valen un pepino. La opinión en la mercadotecnia cofrade (cofradiera) la controla el loby (¿se escribe así?) periodístico oficial, el mismo que hizo caso omiso del Sr. Colón y anunciaba su presencia en actos cofradieros en la agenda de la ciudad diciendo: intervendrán D. Fulano, Don Mengano y "otros"... El mismo diario que premió su artículo sobre el Carmen de San Gil con el premio que lleva por nombre al gran poeta ex conservador de los Reales Alcázares y no prestó ni puñetera atención a su Pregón. El loby ha dictaminado que la pluma de Burgos es la mejor Literatura de la Semana Santa de los Siglos XX y XXI, lo cual, siendo defendible, es opinable. Y haga lo que haga el Sr. Burgos el día de su Pregón será cojonudo. Ojo, no me malinterpreten ustedes. Siento una extraordinaria admiración por el Sr. Burgos y a buen seguro vibraré con su Pregón pero lo valoraré yo, mis lágrímas serán mías, y mi emoción o mi indiferencia también. Pongamos por caso, si a mi buen y desconocido amigo "pregonero de Sevilla" lo nombran algún año pregonero y rechaza las pastas, el día después, el día de antes, el último aliento y el cirio apagao lo crucifican y lo montan encima del paso de la Carretería el Viernes Santo ¿O no? Perdón, Dama, por este pequeño abuso cordial y un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  10. Amiguísima Dama:

    Nuestra Semana Santa, o mejor dicho, Nuestras Semanas Santas, tan distintas y tan nuestras.ç

    1BESO.

    ResponderEliminar
  11. Sobrio y con delicadeza .......

    Como el ritmo de un paso de palio por el postigo ........

    ResponderEliminar