jueves, 21 de diciembre de 2006

Mi momento

El coche aparcado, los niños en sus colegios, treinta minutos por delante para mí sola me aguardan antes de empezar una nueva jornada laboral.
El rincón de la barra junto al teléfono, el periódico, el desayuno que no necesito pedir me aguardan.
Mientras leo degusto el café (en taza, por supuesto), rogando que nadie me turbe este momento de paz.
Falta poco para las nueve, mi momento se termina, ahora llegan las prisas, mi jefa, los atascos, la comida, la casa, los niños...
Mañana será otro día.

11 comentarios:

  1. Permítame decirle que 30 minutos para usted es demasiado poco para quien nos regala tantos.
    Le deseo feliz Navidad y próspero año nuevo, en el cual espero paliar semejante injusticia dedicándole parte de mi modesto tiempo.
    Un abrazo navideño con guantes de Pino.

    ResponderEliminar
  2. Es lo más bonito que me dicen desde hace...
    ¡ni me acuerdo!
    lo mismo le deseo, mucha salud y mucha suerte para el año que viene, y que pueda seguir disfrutándo yo también de sus "sudokus literalios"
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Felices Pascuas a todos. Ya habrá tiempo para desear un buen año nuevo más adelante.

    ResponderEliminar
  4. Feliz Navidad, a la compañía. Ya que hemos estado a punto de pillar sonrisa lotera y, como era de prever, no fue así. Salud y queden ustedes con Dios.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen retrato de esos pequeños momentos, todos tenemos los nuestros ¡y pobre del que no los tenga! Espero que estos días sea como una concentración extraordinaria de "sus momentos": muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. El encanto de momentos de ese tipo es lo que nos hace esperar con ilusión cada nuevo día, por mucho que a veces nos puedan parecer monótonos.
    Muchas felicidades dama y gracias por este maravilloso blog. No cambie nunca, que tiene usted muy buen gusto, era previsible con ese nombre que tanta Sevilla encierra...

    ResponderEliminar
  8. Ten en cuenta que la vida de un ser humano es, comparada con la historia del mundo, un breve momento. Por eso nos gustan tanto esos paréntesis en los que sentimos la lentitud del paso del tiempo.
    Felices y momentáneas Pascuas.

    ResponderEliminar
  9. Recuerdo como eran esos momentos para mi sola, ahora lo tengo complicado , pero estoy segura que pronto volverán.
    Felices Pascuas

    ResponderEliminar
  10. Hola, dama de sevillano nombre. Te saluda y te desea feliz Navidad un bloguero de lorquiano título.

    ResponderEliminar