sábado, 2 de diciembre de 2006

Sensibilidad materno - masculina


De nuevo llegan a mis oidos las notas de las "nanas de la cebolla" de Miguel Hernández en la voz de Joan Manuel Serrat.
Parece increible que un hombre la haya creado y otro le haya puesto voz y música, y que entre ambos consigan llegar al alma maternal de una mujer.
No puedo evitar una lágrima cada vez que la escucho, y siempre me hago la misma pregunta: ¿quién dice que que la sensibilidad maternal es exclusivamente femenina?, es imposible crear algo así sin tener ese sentimiento muy arraigado dentro de uno mismo.

10 comentarios:

  1. Es indudable que los versos de Machado y de Miguel Hernández encontraron un perfecto complemento en la voz de Serrat.
    El otro día escuché estas "nanas de la cebolla" al final del capítulo de "Cuéntame", mi serie predilecta y la verdad es que como bien describes, sensibiliza el alma sobremanera.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente fué ese momento, viendo el Cuéntame, la única serie que me hace cambiar la lectura por la tele; es lo único que veo de televisión, salvo futbol o Doraimon, La Banda, Detective Conan...

    ResponderEliminar
  3. No había vuelto a escuchar de ellas desde que las leí en el cole en un libro de lectura. Preciosa sin duda.

    Y hablando de tele yo sólo veo el fútbol, el programa de Semana Santa de Sevilla TV y de vez en cuando Los Simpsons y El chavo del ocho.
    Para lo demás que uso la tele es para poner un dvd.

    ResponderEliminar
  4. Dama, creo que hace unos años el papa dijo algo así como que Dios no sólo era Padre sino también Madre. De forma que como somos "a imagen y semejanza" algo tendremos los varones, digo yo. Mis días en Sevilla maravillosos, ya escribiré algo sobre eso. Una confesión: el viernes en el Tremendo (vamos, en la acera) jugaba secretamente a pensar ¿será ella Dama o esta otra? Perdóname el tuteo y, por favor, tutéame también. Ah, y volviendo al tema: me encanta Serrat y el disco de Machado fue como una revelación para mí.

    ResponderEliminar
  5. A mi me ocurre igual, sólo hay algo en la tele que no me pierdo semana tras semana y eso es "Cuéntame".
    Por lo demás sólo los toros, algún que otro programa de cofradías y el Betis me tienen más de 10 minutos frente a la tele.

    ResponderEliminar
  6. Para un niño
    (Victor Manuel)

    Si te conozco bien
    que te presiento
    aún antes de nacer.

    Si te conozco bien
    que ya adivino
    el color de tu piel,
    escasa la nariz
    como era yo,
    la boca y el mentón,
    sé como son.

    Si te conozco bien
    nada me extraña
    porque yo te inventé
    conté con la mujer
    que te alimenta
    entre dos puedo ser.
    Conozco tu perfil
    lo que te hace reír
    y esta fuerza interior
    para vivir.

    Si te conozco bien
    tan apacible
    vegetando sin ser.

    Si te conozco bien
    que me desvelo
    por tratar de aprender
    a darte un biberón,
    cambiarte o descubrir
    un diente florecer
    desde anteayer.

    Si te conozco bien
    que soy tu amigo
    implacable y feroz.
    Si te conozco bien
    que tus defectos
    son la suma de dos.

    Si te conozco bien
    no hay que premeditar
    al fin luego serás
    como tú quieras ser.

    ResponderEliminar
  7. Otro del club de los materno - masculinos.
    Carlos, espero que te gustara el tremendo, aunque te hago una confesión: Soy más del Cangrejo, (el que está al lado) y la gente que lo frecuenta es la misma gente de siempre...
    En cuanto a mi tele es porque en mi casa la ven a su gusto, yo paso totalmente, salvo para ver el programa de Semana Santa, El Quintero o el Cuentame, por lo demás, prefiero un buen libro.

    ResponderEliminar
  8. Magníficos sandwhiches y montaítos en el Cangrejo.:P

    ResponderEliminar
  9. ¡Ahhh Doraimon y Nobita!, grandes personajes que inundan mi vida... y mi sensibilidad paterna.

    ResponderEliminar
  10. Donde se ponga una buena lectura, un buena compañía o cualquier cosa cultural que se quite "Cuéntame" y todas las tonterías que ponen en la caja tonta. Yo sólo la pongo para que me haga compañía, como música de fondo o por escuchar que hay alguien en la casa.

    ResponderEliminar