martes, 20 de febrero de 2007

¿Que voy a hacer con tu sonrisa?

Te veo tan alto, con tu pelo rubio y esa risa tuya tan característica que me parece increible que hoy haga seis años que lo hicistes por primera vez al oir mi voz.
Era un día luminoso que dejaba atrás un febrero lluvioso, la misma luz que te acompaña en tu sonrisa.

27 comentarios:

  1. La primera sonrisa fue al oir tu voz, y la segunda al ver la equipación del Real Betis que alguien le llevó al hospital.

    ResponderEliminar
  2. Blanca y luminosa mañana
    que viene a despertarme
    Son las siete y media
    y tengo ganas de arañarme...
    Y tu eres mi despertador pa los fines de semana y...

    ResponderEliminar
  3. Dama, me emocionas.

    Sólo hace un año que he descubierto ese sentimiento, y me pregunto cómo he podido vivir sin él.

    A veces me parece que esperé demasiado tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades a tu niño y por lo que veo que buen primer regalo recibió.

    ResponderEliminar
  5. Lo primero y antes que nada: muchísimas felicidades para su hijo, querida Dama de Sevillano nombre.
    Lo segundo: felicidades de nuevo, pero esta vez para usted, porque tiene un blog magnífico. Muy acertado por cierto, el cuadro de "Las tres edades de la mujer", de Gustav Klimt.
    Lo tercero: me alegra mucho saber que tanto usted como su hijo esten y sean "presos de las trece barras".

    Saludos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos.
    Aguaó, vuelva usted cuando quiera, muchas gracias por sus palabras.

    ResponderEliminar
  7. Descubrí tu blog en verano y tuve claro que el día que me decidiera a empezar con el mío, lo pondría entre mis favoritos.
    Iba a hacerlo ayer, pero me enredé con el comentario que hice al amigo finidiblanco (me enfadé conmigo porque creo que nadie me entendió), así que lo dejé para hoy. Ya, con tu permiso, he puesto el enlace en mi blog.
    Y ¿por qué me cautivó el blog de la dama desde el primer día?. No sé si fue porque me obligaban a ir al Raca hasta los 18 o 19 años, o porque también me pierdo en una playa gaditana, o quizás porque sientes a tu equipo como yo al mío, o por la nana de la cebolla, o porque soy padre de un nazareno. También pudiera ser por Jesús de la Rosa o por Klimt.
    O tal vez porque como dice mi mujer cuando lee tu blog "Es que los cáncer sois así....".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Cada vez estoy más contento de haber encontrado este blog. Dama, a mi también se me cae la baba con mi hijo que acaba de cumplir 13 años. El otro día fue su santo, y ya vamos con la de hoy por la tercera celebración: pizza, McDonald´s y otra vez pizza ! qué tio, sabe buscarme la fibra sensible y hace conmigo lo que le da la gana!

    Aparte de esto, no tengo ninguna queja de él. Mi niño es una gran persona, y además bético, y macareno, y bofetero, casi ná.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, ¡que subidón de moral! nunca pensé que fuese a ser leida por alguien, y mucho menos pretender agradar con mis cosillas, pero estoy absolutamente emocionada y agradecida.
    Calleferia, usted está en mis favoritos, y como les digo a todos, sea usted bienvenido.
    Su mujer tiene razón, los cáncer somos así, su entrada es realmente fantástica.
    Hago una aclaración de carácter personal, lo de las tres edades tiene una explicación; tengo dos hijos, uno nació cuando era jovencísima e inmadurísma y el protagonista de la sonrisa que nació nueve años después, cuando servidora ya era algo mas experta y madura y mi actual etapa como madre y ante todo mujer,veo las cosas desde otra perspectiva y me encuentro en un momento espléndido.
    De ahí las tres edades, es que soy muy "rebuscá".
    Calleferia, lo del RACA marcó, cuando paso por la autopista y se aproxima el desvío a la derecha que lleva allá, todavía siento el nudo del estómago como cuando tenía 13 años...

    ResponderEliminar
  11. Querida Dama de Sevillano nombre, si antes me parecía muy acertada la elección del cuadro de Gustav Klimt, ahora la veo magnífica. Siente usted una extraordinaria delicadeza para el Arte. Por cierto, le agradezco profundamente su invitación a este rincón suyo de Internet, que acojo con mucho gusto, y de paso le comunico que me he permitido la licencia de agregarla a mi blog, al que igualmente le doy la bienvenida.

    ¡¡Ah!! se me olvidaba... también me gusta mucho Supertramp. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Dios mio que este año ya saco dos nazarenos conmigo,...

    ResponderEliminar
  13. ¿A que al final con lo del RACA nos vamos a conocer todos?

    Yo de joven no era socio, mi novia si y también la obligaban a ir. Cuando ya dijo que no iba más, mis suegros se borraron. Ahora yo soy el socio y mis suegros entran con nosotros. Las vueltas que da la vida.

    Por cierto aguaó, a mi también me encanta Supertramp.

    ResponderEliminar
  14. No, si al final vamos a tener que hacer un blog de Supertamp y del Raca pero con fotos de cuadros de Klimt.
    Si alguna vez vais a Viena, perderos entre su friso dedicado a Beethoven, pocas veces me ha emocionado una obra pictórica tanto como esa.

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que el blog de dama fue uno de los primeros que descubrí y sin duda uno de mis predilectos.
    Ella también fue de las primeras en escribir en el mío con uno de los nick más bonitos y sevillanos que he visto en esto de los foros, blogs, etc.

    ResponderEliminar
  16. Que levante la mano quién no se acuerda del circuito de minigolf del RACA... o de la isla con olivo de la piscina infantil... o del olor del autoservicio y el mecanismo de cierre de las carpinterías rojas del comedor... ¿y las bandejas marrones?...

    Así te puedo soltar 158 anotaciones más.

    ResponderEliminar
  17. Te entiendo dama. La sonrisa de mis niños hace que me olvide de lo que hace poco mas de un año era importante para mi." Dormir de un tiron ". Si con uno es impensable con dos es imposible.

    ResponderEliminar
  18. Eres mi cruz! esta noche tendré pesadillas con "Lady Laura" de Roberto Carlos por la megafonía...

    ResponderEliminar
  19. Yo me acuerdo de las garitas, del cuerpo de guardia, de las baterías...

    ResponderEliminar
  20. Anoto... 161.
    Yo he soñado que era una libélula roja y flotaba en la piscina familiar.

    ResponderEliminar
  21. ¿y los charcos fangosos pestilentes que se formaban en el acceso a los WC próximos a la gran piscina, donde habia una especie de gradas?

    ResponderEliminar
  22. 162.
    ¿Y los triángulos plantados con uñas de león de los aparcamientos? ¿Cuánto tiempo nos pasamos haciendo jardines zen con los chinos mientras esperábamos a nuestros padres?
    Y cómo eran esas hormigas rojas del RACA...
    Esas fuentes de aglomerado de chinos, esos bancos blancos, esas calzonas de nuestros padres que jugaban ar furbito...

    ResponderEliminar
  23. y... ¿qué me dices de la disco cutre que colocaron al lado del botiquín?
    No puedo soportarlo...

    ResponderEliminar
  24. ¡¡¡163!!!
    ¿Viste algún camaleón en los olivos? Juro que yo sí, pero lo cogieron unos gansones.
    Y qué me dices de cuando se puso de moda hacer barbacoas entre los olivos al otro lado de los aparcamientos.
    ¿Recuerdas el vértigo de acercarse a la piscina vacía por la parte honda?

    ResponderEliminar
  25. Si, lo recuerdo todo, creo que aún no lo he superado, es un trauma infantil.
    Para superar mi cabreo me dediqué a bombardear con aceitunas de los olivos los coches de mi padre and friends.

    ResponderEliminar
  26. Yo me metí por las pistas de tenis mirando las máquinas que pegaban cañonazos (sonaban como si descorcharan champán) y me perdí... creo que todavía no he encontrado la salida.

    ResponderEliminar