lunes, 24 de septiembre de 2007

Calor en las gradas...












Siente el calor de la afición que está contigo, pero eso de jugar a las cinco de la tarde...

15 comentarios:

  1. Y más calor entra cuando se ve jugar al equipo...

    Por cierto, cuidado con las fotos a ver si te voy a pedir derechos de imagen jaja

    ResponderEliminar
  2. No tenías que quitarla, no pasa nada, sin problemas, barra libre para tí, yo invito

    ResponderEliminar
  3. No hombre, la quité antes de tu comentario, y no eras tú, era el de "no diga gol, diga Mel..."

    ResponderEliminar
  4. El domingo me llevaré la protección 20 que ayer estuvimos al borde de la insolación.

    P.D: Toldos y Carpas Quitasol.

    ResponderEliminar
  5. Antes pasé por aquí y no me dejó escribir comentario. Cosas de Blogger. Yo de pequeño fui del Betis, no me preguntes por qué (una premonición de mi posterior pasión por Sevilla, entonces desconocida y lejana). Luego me hice del Atlético de Madrid y ahora me da casi igual todo. Bueno, no me alegro mucho cuando ganan los grandes, los mismos de siempre. Pero conservo un afecto especial por el Betis, aquella primera querencia sevillana mía.

    ResponderEliminar
  6. Carlos, ser del Betis es especial, te lo digo yo.

    ResponderEliminar
  7. Las cosas de la tele, ellos a mirar por su bolsillo y nosotros a pillar una insolación.
    Al menos en el sitio donde yo me siento dió la sombra a partir del descanso, pero en la grada de fondo dió el sol desde que salen los alguacilillos hasta que el puntillero se va a su casa (Gandía copyright).

    Pero el día que más calor he pasado yo fue el último partido de liga contra el Rácing de Santander a las 5 de la tarde y en junio. Además era un partido en el que ninguno de los dos equipos se jugaba nada. Yo creo que sería a finales de los 80 o así.

    ResponderEliminar
  8. Yo recuerdo un partido de Copa del Rey, de 1989 o 90, mas o menos, que pasé un frío increible, como jamás he vuelto a sentir.
    No recuerdo quién era el contrario, podría ser el Palamós (era catalán), lo que si recuerdo que Cervantes estaba en la portería.
    ¿hay alguien que se acuerde?

    ResponderEliminar
  9. Pues yo mas que calor sentia impotencia...

    ResponderEliminar
  10. El calor de fuera se agrava con el que ebulle dentro de uno, como dice Finidiblanco.
    No hay manera. No veo yo a este Betis con algo diferente de los dos años anteriores.

    Miedo me da... y calor!!

    Un fuerte beso amiga.

    ResponderEliminar
  11. Señores y que el caló que se pasó en Jaén el día del ascenso.
    Y agua, un partido de Copa en los 80 contra el Logroñés en gol sur, no caía ná; estábamos 20-30 en gol sur no más y fijarse (como diria Lopera) si caía agua que desde megafonía se nos dijo que se nos abrían la puerta que comunica gol sur con preferencia para meternos allí

    ResponderEliminar
  12. Verdad vaya calor el día de Jaén y encima tirándonos piedras los catetos esos. Y frío en fondo los partidos a eso de las 9 0 10 de la noche.

    ResponderEliminar
  13. Recuerdo montones de partidos peores que çeste y encima con lluvia, eran otros tiempos, pero que por desgracia no se alejan mucho de hoy. Estamos en farolillos rojos...mal asunto... ojalá esto cambie pronto.

    ResponderEliminar