miércoles, 5 de marzo de 2008

Pesadillas del cofrade... en el ambulatorio.

Tenía la cita a las 9'15, eran las 9'50 y estaba dentro de la consulta el de las 9. No había desayunado, me había hartado de correr para llegar a tiempo, el coche lo aparqué en un paso de peatones, a mi lado, un hombre gordo no paraba de quejarse de la Seguridad Social, de mi "paciente" médico de cabecera y del gobierno. Detrás de mí, una señora pintada a lo "Que fue de Baby Jane" me preguntaba constantemente que a qué hora tenía la cita... Y lo curioso es que me estaba leyendo el libro de Fernando García Haldón, y no me dejaban de interrumpir.
Me lo acabé, y me hizo gracia el final: Cuéntenos su pesadilla cofrade..., no era cofrade, pero si una verdadera pesadilla.
A las 10'20 salía de la consulta, deseándo, mas que desayunar, sacar el coche del paso de peatones.
El libro, me encantó, el desayuno, también.

26 comentarios:

  1. Siempre que tengo que esperar en el médico me acuerdo tanto de Los Morancos... El libro lo compró mi madre, pero para regalarlo... le echamos un ojo antes, eso si. La verdad que tendría que comprarmelo... a ver si me quedo más libre de tiempo,,,
    Me he reido mucho con la entrada.
    Kisses

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gusta mucho tu blog, y suelo leerlo, pero, si me lo permites, y como estamos en unas fechas especiales, quisiera comentar otra cosa.
    Si eres una persona luchadora, idealista, exigente. Si te consideras de izquierdas, o incluso de centro, y no te convence la política de Rodríguez Zapatero, dale una oportunidad a una persona que también es luchadora, idealista, y exigente: Rosa Díez. Si todavía no conoces la página web y el programa de su partido, Unión Progreso y Democracia (UPyD), por favor, haz click aquí y dedícale unos instantes. Ten en cuenta que Rodríguez Zapatero se presenta para el Senado junto a Esquerra Republicana de Catalunya, que ha planteado un referéndum de independencia para dentro de algunos años. El próximo domingo no te quedes en casa: acabemos con el bipartidismo y con el poder de los partidos nacionalistas. Vota a UPyD

    ResponderEliminar
  3. Ostias!!!!!!!!!!!! propaganda política en el blog, lo último.

    Por cierto me extraña mucho que te gustara desayunar, ¿a tí? jejejeje

    ResponderEliminar
  4. Ojú, no sé tú, Dama, pero como me encuentre un día en mi blog propaganda política DE QUIEN SEA, salgo corriendo y no paro hasta llegar a la Barqueta...en fin.(con mis respetos a indi)

    He escuchado comentarios sobre el libro, pero no lo he leído.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Anda que hemos pasado de la pesadilla del ambulatorio a la política en cero como uno; nada pues pasando del tema.

    Fdo. Piruleta.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Indi, pero soy fiel a mi voto.
    Asómate por aquí cuando quieras, pero no me hables de política, ¿vale?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. estimada dama:

    El libro es muy bueno, y superentretenido. El personal, como se suele decir "cada uno con su tema",y tú, tan exquisita como siempre...

    Un saludito

    Pd.- tienes que decirme en que sector del campo del glorioso te sientas... Yo, tengo mi abono en preferencia.

    ResponderEliminar
  8. Suelo ir a gol Sur, aunque ahora, por circunstancias, voy a preferencia y, como el domingo pasado ocurrió, y como excepción, a la hierba.
    Gol sur es lo mejor, sin duda, puro Villamarín, como diría mi querido Finidiblanco.

    ResponderEliminar
  9. vaya con la propaganda política. Son como los virus, con suerte salen... prefiero hablar de tu entrada, no he comprado el libro, la verdad, pero tengo interés en conocer opiniones sobre él. Espero la tuya Reyes...

    Un fuerte abrazo, ya nos queda menos...

    ResponderEliminar
  10. Pues me gustó, sobre todo por su originalidad.
    Te lo recomiendo, a mi me lo regaló mi madre sin venir a cuento, sólo porque "como sabía que me te iba a gustar..."

    ResponderEliminar
  11. Y como no acordarme tras tu entrada del popurrit de aquella chirigota de los años ochenta en Cai, Los Cegatos con botas.

    en la sala de espera pude escuchar
    ese gran concierto que allí se da,
    ay la "bisicula", ay el riñón, los bronquios,la faringe y la tensión...
    y como mi médico es puntual
    sólo cuatro horas tardé en llegar
    pero es tan bueno que pasa la consulta en diez minutos...
    hijo .... del rayo...
    el no te mira ni te hace una pregunta
    que hombre más listo, vaya organización...


    Saludos
    Antonio

    ResponderEliminar
  12. Ya sabe dama que la realidad suele ser, a veces, la peor pesadilla...Saludos (a hora extraña, también con historia médica...)

    ResponderEliminar
  13. CITAS CADA 5 MINUTOS, INTERRUMPIDAS POR URGENCIAS QUE NO LO SON Y UN PROGRAMA INFORMATICO MAS LENTO QUE ROGELIO. ESA ES LA REALIDAD DE NUESTRA SANIDAD. LA QUE SUFRIMOS A DIARIO LOS QUE TRABAJAMOS EN ELLA.
    LA PALABRA SOLIDARIDAS NO EXISTE EN LAS SALAS DE ESPERA DE LOS CENTROS DE SALUD. SERA CUESTION DE PONER REVISTAS. AY PERO ME TEMO QUE SEA UN PROBLEMA DE EDUCACION....

    ResponderEliminar
  14. Soy un mal educado cuando voy al médico. Lo digo yo -me lo digo yo- antes que me lo diga nadie.
    No me importa por qué la gente está allí, así como a nadie le importa por qué yo estoy allí ¿de acuerdo?
    Pero es que ni el número que tengo le importa a nadie.
    Esto me causa algún que otro problema con mi mujer, que me dice que soy un estúpido en el médico. Está bien, lo soy, pero me pone de lo nervios el cotilleo de los demás.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  15. En el médico hay gente que se reúne para echar el rato. Había un monólogo por ahí de eso. Es normal, pues, que se hagan interrogatorios de este tipo.

    El libro lo vi hace poco. Aún no lo he comprado, pero si tú lo recomiendas, tendré que hacer una nueva visita a La Casa del Libro.

    Un beso querida amiga.

    ResponderEliminar
  16. Vaya con la propaganda política. Lo que yo quiero saber es cómo se hace eso. Es decir si hay un programa para dejar un mensaje prefabricado en los blogs.

    Porque si es así yo quiero uno¡¡

    El libro habrá que leerlo.

    Mira que yo he hablado también en mi último post de salas de espera.

    ResponderEliminar
  17. Perdona que te diga que no se debe aparcar en un PASO DE PEATONES. No te quito 3 puntos porque los vas a recuperar en El Sardinero gracias a tu amigo "el tanque".

    Fdo.: Sevillano y Bético.

    ResponderEliminar
  18. Pues yo últimamente como visito las salas de espera de los médicos más de lo necesario, estoy un poco peor de los nervios.

    Mi táctica es llevarme algo para leer, así no te interrumpe nadie, o te interrumpen lo menos posible. Me pasa como al amigo Andreu, odio las cotillas estas que nada más hacen preguntarte y querer sacarte imformación. Y eso que mis heridas son internas, que si llegan a ser externas voy aviado...

    ResponderEliminar
  19. Los ambulatorios son el rollazo más grande del mundo miarma, yo todavía estoy esperando recoger una radiografía de cuando me caí del columpio el día de mi 1ª Comunión...

    Aquí dejo este enlace en el que a mi manera romancera, hablo de la medicina y de sus ramas.

    Un saludazo dama de sevillano nombre, y a ver si te asomas por la tasquita y charlamos un ratito.

    ResponderEliminar
  20. P.D:¡¡Uy que lío he montao miarma, este comentario de aquí arribita es mío aunque firme con medicina, ¿Con medicina como voy a firmá?Tendré que firmá con un boli...

    Además con el despiste no había puesto el enlace.

    ¡¡Ahora!!

    http://elblogdemoedetriana.blogspot.com/2008/01/el-romancero-de-este-ao.html

    ResponderEliminar
  21. Amiga, hazme un favor, no vuelvas jamás a una consulta.

    1BESO.

    ResponderEliminar
  22. Desgraciadamente, ahora, no puedo hacer otra cosa.
    un beso, Nefer.

    ResponderEliminar
  23. El libro me ha parecido entretenido nada más, además de ser algo original en la "literatura cofrade". La pesadilla que más me ha gustado es la de Ricardo Suárez "Sexto sentido".

    Un saludo querida Dama, y que no haya sido nada el motivo de tu visita a los bancos de la consulta del medico.

    ResponderEliminar
  24. Querido Moris... precisamente nada, nada...
    A mi me pareció el libro muy original, la pesadilla que más me gustó fue la de Antonio Santiago.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Querida Dama, gracias por esas palabras tan cariñosas sobre el libro. Eternamente agradecido, Fernando García Haldón.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Fernando. Intentaré que me dediques mi ejemplar y así agradecértelo personalmente.
    He disfrutado mucho con su lectura en un momento que me hace falta.

    Recibirás mi pesadilla, porque también tengo una.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar