jueves, 28 de agosto de 2008

El sustituto

Ya acabó nuestra relación, y me da pena cambiar tu seriedad alemana por la juventud tecnológica japonesa, pero ya no puedes más. Cuando fuí a por tí, con el que te trajo debajo del brazo en mis brazos, recién nacido, supe que aparte de hacerme a las calles agarrada a tu volante, viviría mi libertad de una manera muy especial. Contigo he sufrido atascos, he parado mientras llovía torrencialmente para disfrutar del momento, hemos llevado y traido a los colegiales, a las bolsas de la compra, e incluso la arena de la playa de varios veranos que todavía perdura en el maletero, y contigo me he aislado del mundo cuando la corriente alterna y la corriente contínua me necesitaban. Ahora te sustituyo, ya estás mayor siendo aún joven, pero siempre te quedarás entre mis recuerdos, entre mis más personales recuerdos.
Descolgaré la medalla y la pondré en tu sustituto, mientras me acostumbro a dejar de verte por las mañanas esperándome en la puerta comidito de mierda.

39 comentarios:

  1. Te repetiré una frase bellísima que me ha comentado un amigo recientemente: "cada uno tenemos cada propias historias...pero como TU las cuentas..."
    Dale un besito al coche de mi parte, creo que se lo merece.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Un coche, en mi opinión, además de algo que utilizamos para sentirnos libres, es un acumulador de recuerdos y vivencias.

    Quédate con lo bueno y disfruta del nuevo.

    Un besazo.

    Estoy recuperándome muy rápido y ya me queda poco para la vida del ciudadano de la calle

    ResponderEliminar
  4. Hola Dama, que bonitas palabras para el cochecito. Bueno quitaras la medalla pero, la etiketa del ron legendario ¿se la dejaras de recuerdo o se la pondras al sustituto? :-)

    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias natural dee Sevilla, pero le debo tanto a mi coche que no puedo pasarlo por alto en algo tan mio como el blog.
    La etiqueta del ron también va,porque me recuerda a mi Cuba, junto con el pin del Betis, la foto de la Amargura de la palanca de cambio, los doscientos paquetes de pañuelos, el escapulario pequeñito de Santa Angela, el boli, el paraguas roto que me ha salvado mas de una vez y la funda de las gafas de sol, porque están vacías, sin gafas, ya que las gafas suelen estar por otro lado.
    Me alegro mucho de leerte, querido facinero, ya mismo estarás de nuevo como un rey.
    Muchos besos a los tres.

    ResponderEliminar
  6. Estimada amiga, me chirría y no puede callarme, dejemos las falsedades viejas que muchos repiten cual loro, de todo menos sentirte libre en el artefacto llamado automóvil. Mejor se le hace un comentario al inodoro, que tan util es. Este artefacto, amiga, es para muchos ruido, atasco, degradación de la ciudad, mutilación de los espacios públicos, contaminación, un mostruito, vamos, aparte de convertise en el ataud de muchos. Asi que amiga, ninguna loa al coche. Hace muchos años tal vez..pero como sabemos como las gasta el génro humano..Pues nada, amiga, a pesar de tu libertad y la de tantos, mejor no comprar el cochecito de marras. Se va muy bien en AVE a Madrid. Por Sevilla Sevici.

    ResponderEliminar
  7. y tu ¿de dónde sales?...
    No se si te has dado cuenta, pero este es MI blog y escribo lo que quiero, y al igual que alabo a mi coche, a mi WC o a mi geranio, también te digo que si me siento libre en él, no es tu problema, con no leerme, suficiente.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. El uso del automovil es problema de todos.
    Mi amigo Antonio algunas veces dice que se siente volar, pero no se ha tirado de ningún cuarto piso para comprobarlo. Amiga, salvo perturbaciones y topicazos, la realidad es muy distinta. Corregir es una señal de buena voluntad y no hay que tomárselo malamente. Por cierto, doméstica y simpática página a lo que le sobra el escude del equipo de la carretera de Cádiz, que también es causa de accidentes. Un saludo con buen humor.

    ResponderEliminar
  9. Sea como sea, se le cogen cariño a las cosas, sobre todo si han formado parte de nuestras vidas y nos han costado la misma vida pagarlas.

    Es bien merecida la entrada, hay que ve lo que hay que leer.

    Besos Dama

    ResponderEliminar
  10. Es normal, diciendo "el escudo del equipo de la carretera de Cádiz" que saltes así.
    Ay...

    ResponderEliminar
  11. Palangana tenía que ser, uy perdon, se me ha escapado

    Anónimo, cuando las cosas se hacen bien no se hacen bienmente, luego cuando se hacen mal, no se hacen malamente, pa la próxima.... y si la Dama se siente libre en su coche pues se siente libre, y punto.

    Un saludo del socio 1749 del equipo de la carretera de Cádiz

    ResponderEliminar
  12. Entrañable esta entrada y la apostilla en uno de tus comentarios, con todas esas cosas que llevarás de un coche a otro. Imagino que el nuevo tendrá reproductor de cd, no como el mío y ese joven-viejo tuyo, que tienen relicarios, digo radio-cassettes. Y eso de comidito de mierda... ¡Enorme!

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  14. Aún recuerdo mi primer coche, un Simca 1200 de segunda mano -50.000 pesetas que me costó-, y al que le hice más de 100.000 km.

    Que disfrutes del nuevo y nunca olvides al viejo...

    Besos sin estrenar

    ResponderEliminar
  15. Amigo, cuando se es karojote sí se dicen y hacen karajotadas, como apuntarse al esquipo disparate y perdedor de la carretera de Cádiz. Ay qué gracia.

    Saludos con buen humor al socio nº1749 y corrector.

    ResponderEliminar
  16. Retiro el anterior comentario y pido disculpas, se me ha ido un poco la mano, pero sin mala intennción. Buenas noches y hasta siempre.

    ResponderEliminar
  17. Ni nadie es aquí carajote , ni el equipo de la carretera de Cádiz es perdedor y, ni mucho menos, ninguno de los béticos hemos decidido apuntarnos al equipo, ese es el error, hemos tenido el honor y el orgullo de nacer, criarnos y morir sintiendo unos maravillosos colores.

    De uno que jamás ha ofendido al otro equipo de la ciudad, al que odio con todo mi corazón (en lo más profundo de mí, no cara al público)

    ResponderEliminar
  18. Bonita entrada dama, creo que todas las cosas que tenemos, cada una de ellas tiene para nosotros una historia muy personal y cuando de deshaces de alguna de ellas te queda dentro como un vacio, algo que no se sabe explicar.
    Por eso me a gustado tanto tu entrada porque tu explicas bien ese vacio.

    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  19. Yo también soy anónimo y doy la cara lo que tendría que hacer ese personajillo que ha aparecido de la nada y a donde debería marcharse sin más, valiente pertar@!!!
    Pues sí un coche da libertad, independencia, rapidez y sí contamina, como muchas otras cosas más y por favor un poquito de respeto en un blog verdiblanco donde nadie te ha invitado.
    Dama ya me darás una vueltecita en tu chiquitín; que lo disfrutes!!!

    Fdo. Piruleta

    ResponderEliminar
  20. Espero que te salga bueno. Al menos tu has elegido cambiarlo. El mío murió calcinado el 7 de noviembre por un hijo de puta que le metió fuego. Otro anónimo.

    fdo.: sevillano y bético.

    ResponderEliminar
  21. Lo mismo me pasó a mí con un TELEFUNKEN. Si eres capaz de escribir así de agradecida a un "amigo" estaría tranquilo siendo tu AMIGO.

    1BESO.

    ResponderEliminar
  22. Hacer el favor de dejarse de pamplinas de Carretera de Cádiz y de Palanganas. Si es entre amigos, el primero que entra en el juego soy yo, pero como el tono parece que es más agrío que un capataz que yo me sé, mejor dejarlo pasar.

    1BESO.

    ResponderEliminar
  23. ¡Ay! esos amigos que se marchan para no volver. Y es que algunos coches son mucho más que medios de locomoción, y es que hay una época en que la vida es en el coche. Por economía, por necesidad, por qué toca.

    Lo que no quita que me gusté más andar y que el coche lo tenga atravesado pero es que cuando se trata de un amigo, entiendo de sobra a la Dama que nos acoge.

    Saludos

    Antonio

    P.D. Tampoco viene mal aquel dicho popular... "a rey muerto, rey puesto".

    ResponderEliminar
  24. Pero es que, querido Antonio, yo voy aandando a todos lados, incluso tengo el pase SEVICI, pero, con los niños, el trabajo, ... ya se sabe.

    ResponderEliminar
  25. Y las sillitas de los niños en el coche..

    Saludos
    Antonio

    ResponderEliminar
  26. Es que a las cosas cotidianas que nos acompañan se les tiene mucho cariño.

    En este caso, aunque te duela la separación, "que sea para bien".

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Las veces que en mi casa han cambiado de coche me daba penilla
    porque les teníamos puestos hasta nombres y todo: Coloraito, Lobito y Cequi y de cada uno se guarda algún recuerdo especial; es inevitable, a todo lo que nos acompaña durante un tiempo se le coge cariño.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. ¡Hola Dama!, por falta de tiempo, etc., es la primera vez que escribo en su Blog, pero lo leo desde hace cinco meses, un buen día que lo "descubrí", gracias a Er Tato.

    Decirle que me siento muy identificada con su realista entrada y con muchos comentarios, incluso con el que le quemaron el coche, qué lástima que existan
    personas con esas malas ideas.

    Soy de los dos equipos por razones obvias, mis abuelos, mis padres, hermanos, marido e hijos, estamos muy repartidos, con nuestras cosillas, pero en paz.

    Tiene usted un Blog muy interesante, con mucho arte, con facilidad me canso de leer otros, pero le aseguro que del suyo no.

    Yo no tengo blog, me llamo Mª José, entro con el nombre de pasión porque así lo hice la primera vez en el 2007 y no sé hacerlo de otra manera.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Con comentarios así, querida Pasión, dan ganas de ponerse a escribir entradas sin parar, son pura inspiración.
    Gracias por tus palabras y vuelve cuando quieras, será un placer que te sientes en el salón con todos los demás, que son gente de lo más especial.

    Un abrazo, y anímate.

    ResponderEliminar
  30. Querida Dama, entono el "mea culpa", yo también lo tengo comidito mierda, pero lo disfruto, igual un dia lleva arena de la mar que romero, tomillo, orégano ó tila granaína.
    Forma parte de mí, ha conocido mis angustias y alegria, numerosos llantos, sentir de gentes y lugares nuevos, dormitorio perfecto en calas gaditanas y choqueras, compañero y mensajero de esperanza y salud en los últimos tiempos.
    Sobre anónimo: Ayer trasladé a un Indurain a un C. de Salud, iba demasiado despacio y cayó, sólo tenía unos rasguños y el ego fastidiado

    campanilla.

    ResponderEliminar
  31. Por suerte o por desgracia me tuve que deshacer de 3 coches y la verdad es que da una pena que no se puede aguantar.

    Cada coche es una vivencia.Cómo bién dices la medallita paso de un coche a otro.Pero los recuerdos se quedan en el coche.El primer beso,el primer viaje,el primer porrazo .....

    Es una vida que se apaga y otra que comienza el coche no es sólo lata creo que tiene sentimientos .....

    Un abrazo canino.

    La Canina seguirá cavilando .....

    ResponderEliminar
  32. Poco puedo hablar de esto. No tengo coche y no creo que jamás lo tenga. Tengo alma de peatón.

    Por cierto, la canción que pones pertenece al primer disco (cinta en este caso) que me compré de AC/DC, hace ya la tira de años.
    El mes que viene tenemos nuevo disco de Angus and company.

    ResponderEliminar
  33. ¿Puedes creer Reyes que leyendo tu entrada he visto pasar cuarenta años de mi vida por delante de mí?

    Acabas de descubrirme una tan peculiar como acertada manera de recordar toda una vida.

    Desde aquel SEAT Ranchera en el que mi padre nos llevaba a mí y a otros 6 hermanos, pasando por aquel otro 127 que resultaba insuficiente para trasladarnos a los doce hermanos, todavía no había nacido la pequeña, al Rompido a inicios del verano, necesitábamos de otros dos coches para trasladar a toda la familia y una vieja furgoneta para portar mesas, colchones y demás y en la que siempre terminaba yo como parte más del mobiliario.

    Recuerdo una mañana de Viernes Santo a mi padre impaciente tratando de arrancar el coche para marchar a La Algaba para vestir esa misma tarde mi túnica soleana. Recuerdo mi llanto por no poder ver a la Reina de Triana pasar por debajo de mi balcón. El coche no pudo arrancar de ninguna de las maneras. Una vez transcurrida la procesión y la vuelta a la normalidad del tráfico mi padre arrancó a la primera y sin problemas.

    Grandes recuerdos guardo del butanito, el platanito, el rayadito y el calaito como llamaba al resto de coches que formaron parte de mi vida.

    Un beso Reyes y gracias por tus recuerdos.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. No tengo coche, ni siquiera carnet, pero si algún día de estos me decido a tenerlo me gustaría dedicarle una entrada como ésta.

    Bordas estas pequeñas sensaciones de tu día a día.

    Y a las "chuminás" ni cuenta, que no todo el mundo puede tener la suerte de ser "del equipo de la Carretera de Cádiz".

    ResponderEliminar
  36. Hola Querida Dama:

    Siento no haberme pasado desde hace tiempo por tu rincón. Sólo ha sido la desidia, no voy a buscar excusas.

    Espero de ahora enb dadelante pasar más por aqui como antaño.

    Un beso y hasta luego.

    ResponderEliminar
  37. Y es que algo se muere en el alma cuando u amigo se va.
    Estas historias son nuestras, son a las cosas que nos tenemos que agarrar, y son eso, historias personales, no objetos, me da pena quien no lo entienda así.
    Kisses

    ResponderEliminar
  38. comidito de mierda... así está más de uno querida Dama. Recuerdo cuando sustituí a mi primer coche, un Opel Kadett. La verdad es que me dio mucha pena, y llegué a sentir sentimientos muy parecidos a los tuyos.

    El coche llega a covertirse en algo muy nuestro. Casi personal. Escuchar música en el mío mientras conduzco por nuestra Sevilla a la caída del sol es uno de mis caprichos preferidos.

    Un fortísimo beso amiga mía.

    ResponderEliminar
  39. Hola:

    He estado un vistazo por tu blog y me ha gustado mucho. Me encanta la foto de las barcas en la orilla.

    He añadido un enlace a mi blog, me gustaría que hicieras lo mismo. Pásate y echa un vistazo, espero que te guste.

    http://lagentebuena.blogspot.com

    Un saludo, y gracias.

    ResponderEliminar