miércoles, 17 de diciembre de 2008

Mis compañeras de trabajo


Cierro un ciclo de mi vida, dejo a mis compañeras inseparables tras dieciseis años de trabajo, la crisis, y la jubilación tienen la culpa. Parece que fue ayer cuando mi jefa me entrevistó y antes de acabar de hablar me dijo "mañana aquí a las nueve, el puesto es tuyo", y hasta ahora. He vivido muchos momentos buenos y malos, he conocido a mucha gente y sobre todo, con ellos, y con mis compañeras de trabajo, me he hecho una profesional, sobre todo con ellas, ya que ellas han sido las que me han proporcionado la experiencia y la soltura frente al papel, al siempre agradecido y dispuesto formato A3, y a las paredes con dificultad, a las habitaciones extrañas. Parecen increibles aquellos comienzos en los que no sabía que hacer y cómo ahora sale todo fluido, mi Staedtler sabe mucho de mí, y lo pone fácil. Ya no veré desde la ventana el cielo azul y los ladrillos que en su día colocase la maestría de Aníbal González, ni tendré ganas de coger el bolso y salir corriendo en dirección al Paseo Colón cuando mi jefa se pone en su papel, ni me pelearé medio en broma medio en serio con el carpintero, ni hablaré con Alfonso los lunes de lo malo que es el Betis, ni los cafés de mi italiano... veremos a ver si lo que tantas veces me apetecía, que era vivir una mañana laborable paseando por el centro viendo escaparates o museos o calles, o leyendo bajo el sol, no me acababa matando de tristeza. Son ciclos, uno acaba y quién sabe si no empieza alguno mejor, este año será mi año, me lo dice el corazón, aunque lo empiece en el paro.

25 comentarios:

  1. Para la gente cabal, honrada, decidida, dispuesta, siempre que se cierra una puerta, se abre otra. A buen seguro pese a las dificultades del momento no te quedarás entre ambas, sin rumbo. Aprovecha los días que tengas para poder hacer y vivir todo lo que las labores profesionales suelen impedir. Disfruta tus momentos, que buenos, seguirán llegando.
    Un beso, y los mejores deseos de éxito.

    ResponderEliminar
  2. Te mando toda la energía que pueda generar esta pobre luz para darte ánimos en estos momentos y desearte que el próximo año todo sea maravilloso para ti.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tomate tu tiempo y disfruta.A mi me paso una cosa igual querida Dama, llevaba 7 años en la empresa y a la calle, y sabes una cosa, me alegro un montón.Me recicle un poquito en tema de cursos y al final me salió bién.Al principio te sientes rara, porque al haber estado en una rutina diariamente te sientes así.

    Al final encontré un buen trabajo en el Ministerio como Técnico de Mantenimiento de Aviones de 7 a 2 de Lunes a Viernes.A ti e esperará algo parecido o mejor que a mi.

    Un abrazo canino.

    La Canina seguirá cavilando .....

    ResponderEliminar
  4. La puerta inesperada que se cierra de sopetón, de un golpe seco inesperado siempre deja un suspiro entrecortado, pero un vientecito suficiente para abrir otras que están cerca. Seguro que el suspiro alivia algunas cargas que se te hacian pesadas, y las nuevas puertas tienen algo mucho mejor para ti. Suerte.

    ResponderEliminar
  5. Claro que sí. Ya verás como te espera algo mucho mejor a partir de ahora. Mucho ánimo y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana,...lo mejor es vivir el presente sin pensar demasiado en el futuro, y de las opciones que has mencionado, me quedo con leer bajo el sol, pero con papel y lápiz a mano, que de una buena lectura se cogen ideas para la escritura...

    Un beso desde Granada

    ResponderEliminar
  7. Si estás segura de que será el venidero un buen año para tí no hay que dudarlo ni un instante: ésa es la premisa necesaria.

    Un abrazo, mi querida Dama.

    ResponderEliminar
  8. De eso estoy seguro, y yo te animo a que continúes con todos tus proyectos.

    Seguro que el nuevo ciclo te traerá las satisfacciones que te mereces.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Suerte vas a tener en tus nuevos proyectos que llegarán.

    También estoy pasando una racha rara en el aspecto laboral y efectivamente se cuestionan muchas cosas.

    Saludos a tus amigas.
    Antonio

    ResponderEliminar
  10. No hay mejor día que hoy - LAESPERANZA- para desearte LO MEJOR, para tí y los tuyos. No solamente en estas fechas tan entrañables, sino POR SIEMPRE JAMAS

    Un abrazo. naturaldesevilla

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Para que lleguen las cosas buenas hay que poner punto y final a las pasadas. Mucha suerte dama y espero de corazón que este sea tu año!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. ¿Te acuerdas? Porque yo de tu comentario de entonces nunca me olvidé.

    Seguro que la suerte anda ya buscándote, así que no te escondas y pónselo fácil, mujer.

    Un beso atareado

    ResponderEliminar
  14. Se termina una etapa, pero el camino sigue. Ahora el tiempo se hará más compañero.

    ResponderEliminar
  15. Mi querida amiga, yo creo que empiezas una etapa. Siempre lo he pensado así, no se termina algo, se empieza un nuevo ciclo, y este que emprendes, hazmne caso, será increíble.

    Si crees que este va a ser tu año. Lo será. Sencillamente es así de fácil. Basta con creer en algo. Llámalo Fe, Optimismo o Positividad, pero será tu año. Y yo estaré aquí para que me lo cuentes.

    Un beso enorme y un abrazo grandísimo.

    P.D. Siempre he tenido de chico la regla transparente de la derecha que sale en la imagen. Nunca he sabido para qué servía... pero me encantaba.

    ResponderEliminar
  16. Y si este no lo es... ¿qué más da?.

    Siempre habrá más años, siempre los habrá.

    Un beso c.d.m.

    ResponderEliminar
  17. Gracias a todos por vuestro ánimo y vuestra comprensión. Me da miedo afrontar una etapa nueva, sobre todo por lo activa que soy, y la de tiempo que llevo con la misma rutina, pero algo dentro de mí me dice que es lo mejor.
    Pensarlo, me da miedo, pero me tranquiliza.

    Tato, gracias. Ese relato tuyo me gustó mucho, los útiles de dibujo pasan tanto tiempo entre nuestras manos que acabamos queriéndolos como algo especial.
    Muchas gracias por tener el detalle de acordarte.

    Besos en escala 1:200 para todos.

    ResponderEliminar
  18. ¡te sitúo!...
    ahora tienen sentido tantas cosas...
    es paradójico que justo ahora te marches, tantas veces nos habremos cruzado... el italiano, tus paseos, tus pies sobre el río...
    estoy seguro que voy a notarlo... ¡ya noto que no estás!...
    Sinceramente... me dejas planchado.

    Justo ahora cuando los concursos y los trabajos con los que sabes que nunca verás un duro inundan las carpetas y las horas extras de los que usan las curvas burmester... así se llama, aguaó, y estoy de acuerdo contigo en que es preciosa... justo ahora es cuando ese trabajo se hace impagable... en sus dos acepciones...
    Si yo te contara como está el cuadro...

    Un abrazo que sabes que siempre lo llevas de mi parte y... con este frío que no es normal... mucho mejor con guantes de Pino a escala 1:1.

    ResponderEliminar
  19. Y nuestro querido Falserío pone el broche de oro.
    Estaba deseando de que asomaras, porque mejor que nadie sabes de lo que hablo.
    Ahora, seré una más del Autocad, eso sí, con sus guantes de Pino.
    A sus piés, caballero.

    ResponderEliminar
  20. Vaya, lo siento, querida Dama. Animo y palante, verás como con fe y Esperanza te sale bien la cosa.

    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  21. ..... y con ello saldrá ganando la gente que te rodea y te quiere, entre los cuales nos encontramos algunos que pasamos por aquí.

    1BESO.

    ResponderEliminar
  22. Querida Reyes, dejo de pasar unos días por el blog y ¡cuántas novedades! Mucho ánimo, plantéatelo como una oportunidad: de descansar, de disfrutar, de empezar algo nuevo. Te sobra sensibilidad, capacidad y entusiasmo.

    ResponderEliminar
  23. Ánimo que seguro que pronto hay suerte!

    ResponderEliminar