miércoles, 14 de octubre de 2009

La voz y la leyenda

En una de esas mágicas madrugadas de luna y sueños que tanto hablaban sus canciones, Jesús calló para siempre. Todavía se escucha aquello de "Hey amigo cómo estás esta mañana..." si alguien se asoma a la reja de este palacio y escucha con el corazón.

Jesús de la Rosa, voz y leyenda del grupo Triana. Veintiséis años de aquel catorce de octubre.

14 comentarios:

  1. ¿Que hubiese sido del rock andaluz si el hubiese permanecido con nosotros?
    Siempre lo pienso como un rebulsivo que se escapó. Loto corto el hilo antes de tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hace muchos años, iba yo en el coche de un colega y, en un momento dado, puso en el casete a Triana. Y sí, puso "Señor Troncoso". Yo, que lleva un día regular, le dije: "Menos mal que me pones Triana, ya voy a reír y ser feliz". Él me dijo: "¿sí?, pues ahora me toca llorar a mí". Me dio una lección que no olvido.

    Un beso, mi querida Dama.

    ResponderEliminar
  3. Precioso homenaje, hoy día de tantas cosas, bello sitio y delicada mirada la del poeta.

    Antonio

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Es inevitable que hoy sea uno de los días más tristes del almanaque de Reyes.
    Lo peor es el lugar donde se encuentran sus restos. Un mito como es él no puede estar tan lejos de Sevilla y mucho menos, olvidado.

    ResponderEliminar
  6. No cabe mas pena dentro de mi al recordar a Jesus en aquellos dias donde su muerte me dejo helado y encogido el corazon,el sonido de su brillante voz se apago aquella madrugada de octubre,,pero hoy depues de 26 años de su perdida,aun sigo escuchando entre entre sollozos muchas veces sus letras llenas de sentimiento lanzadas al viento,hoy es para mi y para mucha gente un dia muy especial donde quiero seguir poniendo una vela muy encendida en su memoria alla donde sea menester,,hoy lloro de nuevo a este hombre que junto a sus compañeros dejo un legado que aun hoy y siempre perdurara en el tiempo,eternamente TRIANA,,os quiero.

    ResponderEliminar
  7. En las páginas del libro de Luís Clemente se pueden encontrar respuestas a lo que preguntas, Lola.

    Yo creo que el rock andaluz, como movimiento, estaría lo mismo con él o sin él. El público que lo encumbró le estaba dando de lado tal como lo refleja Gonzalo Garciapelayo con una magnífica frase, que nunca recuerdo en su totalidad, y que decía más o menos que la gente dejó de interersarse por el pájaro de alas blancas para escuchar sobre el bombo de colón.

    También posiblemente sin la muerte de Jesús podríamos haber tenido un disco más de Triana, pero el futuro más o menos cercano era la separación.

    Lo que sí nos perdimos y nunca sabremos es qué hubiera dado de si Jesús en solitario.

    "Ahora siento que llegó el día, que tengo ganas de partir..."

    Descanse en paz, y ojalá algún día sea cerca de su calle Feria.

    ResponderEliminar
  8. Aún tenemos pendiente aquel disco de Triana con todos tus temas preferidos. Es buena época para recordarlos. El viernes lo comentamos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Aún tenemos pendiente aquel disco de Triana con todos tus temas preferidos. Es buena época para recordarlos. El viernes lo comentamos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hace tiempo que te leo, aunque me ha costado mucho también escribirte, pero te debo un comentario por ser una de las más clasicas y leidas. Yo hace poco que empecé mi andadura con cierto rubor y la humildad por delante para aprender de ustedes. Me gustan tus entradas por cortas y sencillas, dos veces buenas. Y en cuanto a esta última, recuerdo una frase que dice que los mitos, mientras más grandes más se le debe. Algún día, Sevilla pagará la deuda. Encantada y felicidades.

    ResponderEliminar
  11. Desnuda en Otoño: Bienvenida, te saco una de mis sillas del salón, porque por aquí hay quien ve este blog como un salón, con lo cual, queda usted situada, es decir, enlazada.
    Cienfuegos, está hecho.
    Gracias a todos por vuestras palabras.
    Ayer fue un día difícil, extraño más que nada por el olvido absoluto que sobre su aniversario tienen en todos los medios de comunicación, siendo un innovador en la música y nacido en la sevillana calle Feria. El olvido es el peor de los sentimientos, y por ello, yo no puedo pasar un 14/octubre sin acordarme de él.
    Triana, cada que ha asomado por mi vida de repente, estando siempre presente, me la ha variado maravillosamente. Ahora, su música me recuerda a alguien que no está, pero son etapas. Sigue calándome como ningún otro lo ha conseguido.
    Podré parecer una loca, una de estas fans enfervorecidas que recorren medio mundo tras su ídolo, pero no es así. Si alguna vez me armo de valor, iré a Villaviciosa de Odón, al triste cementerio de su localidad a no sé, porque allí no hay nada más que una lápida con su nombre, solitaria y olvidada, su recuerdo y su presencia están, para mí, en esa frase de la canción más hermosa que jamás saliera de su garganta, cuando dice aquello de "Luminosa mañana, herida de sufrimiento, hoy he visto la luz que todos llevamos dentro..."
    Es la canción de mi vida.
    Esa luz no se ha apagado, Jesús de la Rosa sigue vivo en muchos que, como yo, seguimos emocionándonos con sus canciones, seguimos sintiéndonos vivos con sus letras, seguimos "agarrados a la cola del viento" para soñar.

    ResponderEliminar
  12. Cuanto me gustaba Triana (y me gusta).
    En verdad que es doloroso que ningún medio haya tenido un recuerdo para tan gran artista que marcó una época.

    Pero no está en el olvido. Mucho como tú y como yo, lo recordaremos siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hay una cita de Bertolt Brecht que dice:

    "Hay hombres que luchan un día y son buenos.
    Los hay que luchan un año y son los mejores.
    Pero aquellos que luchan toda la vida:
    esos son los imprescindibles."

    Gracias maestro...

    ResponderEliminar