martes, 9 de enero de 2007

Cuidad Vieja



Pasear por Praga es perderse en un cuento de Dickens, sentir a Mozart por todos sitios y disfrutar de una ciudad europea vieja y con un encanto único, sus puentes sobre el Moldava me recuerdan un escenario maravilloso, y si te gusta la cerveza, no puedes hallarte en mejor lugar.

Para Vicente, el de las almendras, por si le apetece conocer la tierra de Kafka.

15 comentarios:

  1. Tuve el placer de visitar Praga el pasado verano. Sólo había salido de España para ir a Roma y lógicamente me impacto sobremanera esa arquitectura tan peculiar y desconocida para mi de las ciudades centroeuropeas.
    Me quedo con la atardecida en el puente de Carlos repleto de gente y como no, con la cerveza, que además te bebes el manso y no te enteras, jeje!!

    ResponderEliminar
  2. Llévese:
    abrigo negro,
    bufanda oficial de su equipo de furbo,
    guantes fantasía de Pino
    y dos medias luna de Parrilla que le servirán de románticas ojeras.
    Estará correctamente vestido para visitar el cementerio judío... hermosísimo.

    ResponderEliminar
  3. Y no se le ocurra levantar ningún papelito de los que sobresalen de las lápidas...
    A mí la curiosidad me podía, pero me contuve.

    ResponderEliminar
  4. Este año en el puente de Diciembre intenté ir. Incluso me compré la guía de El País-Aguilar que para mí son las mejores que existen. Pero al final no pudo ser. Problemas con el niño, problemas con la madre del niño, los horarios de los vuelos porque salían desde Madrid... En fin, un desastre, pero como todavía tengo la guía, me dará tiempo a estudiármela mejor. Espero poder ir cuando coja las vacaciones de verano. Muy buena recomendación, gracias Dama.

    Sólo tengo una pregunta, ¿será mucho coñazo llevarme a mi hijo de 13 años?

    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no he estado en Praga... todavía. Está en mi lista de viajes, aunque antes me gustaría ir a Irlanda, Noruega y sobre todo pasar unos días de diciembre en el norte de Europa para vivir unas "navidades blancas". Hace años estuve en Dinamarca y Suecia en el puente de la Inmaculada y coincidió con el diciembre más caluroso de los últimos diez años en aquellas tierras, mi gozo en un pozo. No ví más nieve que la de los frigoríficos.

    Chequía es un paraíso para los cerveceros porque de la ciudad de Pilsen proviene el tipo de cerveza "pilsener" como nuestra Cruzcampo. En algunas cervecerías de Sevilla se puede beber la Urquell que se fabrica en dicha ciudad.

    También Baviera es un paraíso cervecero pero de otro tipo. Allí tienen la de trigo que me encanta. Y lo mejor es que el precio no es demasiado elevado porque en Baviera la cerveza no paga impuestos de alcohol, sino de comida que son notablemente más bajos (qué listos son estos alemanes). Al igual que los musulmanes con La Meca, un amante de la cerveza debe ir una vez en su vida a la Oktoberfest de Munich. Yo ya lo cumplí.

    Bueno, salud... o "prost".

    ResponderEliminar
  6. Pues yo tuve muy mala suerte, la vez que estuve en Praga fue hace ... 24 años!. Y no he tenido ocasión para volver. Entonces me impresionó porque estuve continuamente acordándome de F. Kafka.

    ResponderEliminar
  7. No te recomendaría que te llevaras al niño, al menos si es como el mío, aunque si estás acostumbrado a viajar con él, no te debe de ir mal.
    Si yo me tuviera que llevar a mis hijos, te aseguro que no salía de Sevilla.
    Una semana al año para servidora y consorte, para disfrutar, conocer sitios y gentes y hartarme de hacer fotos.
    Este año toca Amsterdam,¿mi destino soñado? Escocia, los castillos del Rey Arturo, NY en navidad, patinando en el Rockefeller Center y la Muralla China...

    ResponderEliminar
  8. Algo tiene Praga cuando la bendicen... Espero conocer algún día la ciudad, y tomarme allí una cerveza a la salud de una dama de sevillano nombre.

    ResponderEliminar
  9. Yo lo más lejos que he ido es a Roma, a ver si me atrevo a dar un salto europeo, Praga, Viena, Budapest,...

    ResponderEliminar
  10. Bueno, pues devolviéndote tu consejo te voy a decir que Amsterdam es un destino fabuloso. Aunque yo iría también a esos pueblecitos de pescadores preciosos que existen en Holanda y sobre todo a ver la construcción de los diques y el terreno que le han ganado al mar. Es impresionante.

    Lo de Escocia también es una asignatura pendiente para mi. Estoy pensando también en Estambul. ¿Me lo recomendáis?

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  11. Yo como os he dicho me estrené en estas lides hace sólo un par de años, tengo pendientes Londres y París, pero lo que me hace verdadera ilusión es volver a Italia a conocer Florencia y Venecia.

    ResponderEliminar
  12. Yo tengo un recuerdo especial de La Habana, pero os aseguro que no vuelvo por la pena tan grande que me dan sus habaneros.
    Egipto es una maravilla para una amante de la fotografía como yo, y en absoluto peligroso, y Roma...
    Estoy segura de que tengo que volver, pero un mes.
    Lo de la Habana es que se te queda en el alma, como en su día escribí en "Habana Eterna" allá por el mes de Septiembre.
    Iré a Amsterdam el próximo mayo, donde montaré el cuartel general, y de allí pienso moverme a los lugares más cercanos ya que tienen unos transportes excelentes, si puedo iré a Roterdam y a La Haya.
    Acepto sugerencias.
    Ah! por supuesto volvería a Venecia, y la disfrutaría de noche intensamente.

    ResponderEliminar
  13. Se me olvidaba:
    Estambul no lo conozco, pero todo el que ha ido vuelve alucinado, y Florencia a mí personalmente me dejó tal cual, porque me daba la sensación de estar en Sevilla.
    Eso sí, el David de Miguel Angel es increible.
    Y Boticelli....
    Y el Puente Vechio....
    Y el Palacio Pitti....

    ResponderEliminar
  14. Estimada Dama, como te dije antes te recomiendo además de Amsterdam los pueblecitos de Marken y Volendam. También Madurodam o la ciudad en miniatura en La Haya. Rotterdam es una ciudad reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial y no es muy atractiva aunque es impresionante su puerto.

    Si llegaras hasta Bélgica, no puedes perderte la ciudad de Brujas, una ciudad de cuento de hadas, con sus cisnes y sus pequeños canales. Indispensable. También es muy bonita Gante, ciudad muy antigua.

    El viaje que hice a Italia lo tengo grabado en mi mente yo creo que para la eternidad. Me pasé tres días en Roma llorando cada vez que veía algún monumento. Entraba en las catacumbas, lloraba, iba al Coliseo, lloraba, en San Pedro, llorando otra vez, además sin consuelo, no sé si es porque lo que había estado estudiando toda la vida se mostraba de pronto ante mí o no sé, pero gasté más en kleenex que en pizzas.Y de Venecia y Florencia...qué decir. Italia es otro destino indispensable, pero hay tantos...

    ResponderEliminar
  15. Tomo nota.
    Lo de Roma parece que no me pasaba sólo a mí, lloré como una tonta en la Capilla Sixtina.

    ResponderEliminar